Fruto del Melocotonero o Duraznero, pequeño árbol perteneciente a la familia Rosáceas (Rosaceae), de nombre científico Prunus persica.

Es una fruta de piel lisa, suave y aterciopelada. El color de ésta, dependiendo de la variedad, puede ser rojo intenso, rosa pálido o amarillo anaranjado.

La pulpa es carnosa, dulce y jugosa, unas veces blanca, compacta y muy dulce y en otras variedades es roja, ligeramente blanda y de sabor menos dulce.

La pulpa envuelve un hueso fácilmente separable de la carne en algunas variedades y en otras fuertemente adherido a ella.


Los melocotones se calibran relacionando su diámetro con una letra, en este caso la A. Los de menor calibre (55-65 milímetros) les corresponde una A. Los de 65 a 75 milímetros de diámetro le corresponden una AA. Los AAA son melocotones de calibre entre 75 y 85 milímetros y cuatro A (AAAA) corresponden a diámetros de más de 85 milímetros.

 
 
  Los melocotones han formado parte de la nuestra dieta desde tiempos prehistóricos.

Fueron cultivados por primera vez en China. De hecho, los melocotones son símbolo de larga vida e inmortalidad y pueden ser encontrados en pinturas o como motivos decorativos en muchas porcelanas.

 
 
  Son países productores EE.UU, Argentina, Chile, Perú, Méjico.

En España los melocotones que llegan al mercado en la primera quincena de Mayo proceden normalmente de Sevilla, Huelva y Valencia; los que llegan en Julio proceden de Murcia, Extremadura, Tarragona y Barcelona. Los más tardíos, los que llegan en Septiembre proceden de Lérida y Aragón.

 
 
  Hemos de distinguir dos grupos de melocotones: los denominados "fresquillas" ó de agua y el melocotón "auténtico" ó de viña. Dentro de los denominados fresquillas distinguiremos dos subgrupos, los de carne amarilla y los de carne blanca.
 
 
AUTÉNTICO
 

Calanda
 
Frutos con denominación de origen otorgada atendiendo a unas determinadas características por la Comunidad Autónoma de Aragón (España).
Los más tardíos en su aparición en el mercado que perduran hasta prácticamente el mes de Noviembre y gozan de gran prestigio en el mercado.
Se cultivan protegidos por una bolsa de papel para evitar las heladas otoñales de la zona en esa época tardía del año, lo que produce frutos de muy buena calidad y sin defectos epidérmicos.
 

Catherina, María Serena, Amarillo de Agosto, Miraflores y Sudanell
 
Se trata de frutos de piel amarilla intensa, aterciopelada. La pulpa de color amarillo pálido es consistente, dura y de sabor acídulo a dulce en la mayoría de las variedades.
Esconde un hueso color marrón, estriado que no se separa con facilidad de la pulpa.
 


FRESQUILLA -CARNE AMARILLA-
 

Baby Gold
 
Variedad de piel rojiza-amarillenta. La pulpa es jugosa de color roja-amarillenta.
Fruto de buen calibre pero muy perecedero. Al madurar tiende a blandear. No goza de mucha aceptación entre los consumidores por el exceso de coloración roja de sus frutos que algunos años es muy acentuada y disminuye la calidad comercial de los mismos.
 

May Crest,
Quee Crest
 
Seguramente, las variedades tempranas de melocotón de calidad que aparece en el mercado (final de mayo o principio de Junio).
Piel de color rojo anaranjado con alguna pinta amarilla y sin defectos epidérmicos. Pulpa de color amarilla blanquecina y textura consistente, sin tendencia a blandear.
Proceden básicamente de la Ribera del Ebro (Tarragona).
 

Merryl (July Lady y Merryl O'Henry) y Elegant Lady
 
Estas son las variedades de melocotón de carne amarilla más destacadas por su calidad, productividad y consumo.
Tienen un alto grado de resistencia al manipulado.
Producen frutos de buen calibre (la mayoría entre 70 y 85 milímetros).
La piel es aterciopelada, de un color rojo intenso. La pulpa es amarilla, tersa y muy dulce.
 

Royal Glory
 
Fruto con una intensa coloración roja a morada y resistente a la manipulación.
Produce frutos de calibre que oscila entre los 68 y 78 milímetros.
Su carne es consistente, jugosa y dulce.
 


FRESQUILLA -CARNE BLANCA-
 

Alexandra, María Bianca, Mireille, Red Wing
 
Variedades muy sensibles y delicadas de manipular, pero muy atractivas.
La piel va del rosa al rojo oscuro. La pulpa es muy dulce y más jugosa que las variedades de carne amarilla. El hueso se separa con facilidad.
Calibra en torno a los 75-85 milímetros.
 

 
 
  En general, y para una conservación entre 1 y 4 semanas se someten a temperaturas de entre -1 y +1º centígrado, con una humedad relativa del 85 al 90%.

Uno de los mayores problemas a la hora de la conservación de los melocotones es la aparición de una enfermedad no parasitaria que, en cierto modo, dicta las condiciones de almacenaje. Esta es la "lanosidad", definida por el surgimiento de alteraciones en la carne del fruto (se deseca, toma una estructura fibrosa y pierde finalmente su sabor característico). Esto ocurre básicamente por dos motivos, bien por un exceso de tiempo en cámara frigorífica o por haber sido sometidos a temperaturas de almacenaje inmediatamente después de la recolección del fruto.

 
 
  El melocotón se consume en fresco.

Se emplea también en la elaboración de jaleas, mermeladas y en almíbar, siendo la presencia de éste en la industria conservera importantísima, ya que es uno de los frutos envasados de mayor consumo en el mundo.

También es importante su presencia como fruto seco. Realizado un proceso de corte en tiras y desecado constituyen los "orejones de melocotón" que suelen aparecer en el mercado a principios de Noviembre. Para su obtención, los melocotones frescos, al igual que los albaricoques, se sumergen alternativamente en agua fría y caliente con el fin de facilitar la separación de la piel. Después se parten por la mitad y se deshuesan, o bien se los corta en espiral hasta obtener las características virutas. Posteriormente se desecan.

 
 
  Los melocotones tienen un alto contenido en sales minerales y vitaminas A, B y C. Su bajo contenido en calorías la hacen de consumo ideal para dietas de adelgazamiento.

Valor energético y nutritivo de 100 gramos de Melocotón:

Kilojulios 217,7   Vitaminas A, B y C
Kcalorías 52   Fósforo (P) 22 mgrs
Proteínas 0,5 grs   Calcio (Ca) 8 mgrs
H. de Carbono 12 grs   Hierro 0,4 mgrs
Grasas 0,1 grs   Potasio (K) 204 mgrs
Fibra mineral 1 grs   Sodio (Na) 1 mgrs

 
 
  Un melocotón mediano no contiene más de 40 calorías y sin embargo aporta una cantidad respetable de vitamina C a nuestro organismo, por lo que es un postre ideal para aquellas personas sujetas a una dieta baja en calorías.

 
 
  En el mundo se cultivan más de 2.000 variedades de melocotón. Este hecho lo coloca en el segundo lugar en importancia tras la manzana.

Para mondar los melocotones más fácilmente es preferible sumergirlos durante medio minuto en agua hirviendo y enfriarlos bajo el agua del grifo. La piel se desprende con facilidad y no quedan marcas de cuchillo.-

El reglamento de la Denominación de Origen del Melocotón de Calanda exige un calibre mínimo de 73 mm de diámetro. Igualmente es muy exigente en parámetros de dureza, azúcar, PH, y acidez. Las plantaciones de melocotón de Calanda se ubican en la comarca natural del Bajo Aragón, un entorno cuyas características geográficas y climáticas hacen que se produzca un fruto dulce, consistente y carnoso. El melocotón de Calanda ha alcanzado su fama por su especial calidad y dulzura. Pero también por un color amarillo crema y amarillo pajizo uniforme, que lo convierten en un fruto vistoso y distinguido.

El árbol del durazno o melocotón no tiene una vida demasiado larga, y no suele durar más de 30 años; la vida de una plantación comercial se cifra de 7 a 9 años.