Melón, nombre común de las numerosas variedades de frutos dulces de la familia de las Cucurbitáceas (Cucurbitaceae), que pertenecen a dos especies de enredaderas rastreras.

Su forma, unas veces redonda y otras alargada está relacionada con las distintas variedades que se comercializan. También el color de su piel varía, desde las distintas tonalidades del verde al amarillo intenso, dorado e incluso gris claro.

El interior de su pulpa alberga una cavidad donde se encuentran multitud de semillas de color crema, agrupadas en torno a una masa gelatinosa y viscosa que se elimina fácilmente.

En todo caso se trata de un fruto sumamente refrescante, dulce y muy jugoso, con un contenido en agua superior al 80%.

 
 
  Según Linneo, el melón es uno de los principales frutos que Asia le ha regalado a occidente, aunque existen otras teorías que afirman que su origen está en África, ya que desde la antigüedad su cultivo se daba en Egipto.

Su consumo en España no es demasiado antiguo, parece ser que fue introducido por árabes en la Península y desde aquí Colón, lo llevó a América en uno de sus viajes. Sea cual sea el origen, lo cierto es que el melón se ha hecho indispensable en nuestras mesas durante los meses de verano.

 
 
  Se trata de una planta anual siendo entre abril y septiembre la época dónde encontramos los melones de mayor calidad.
Al igual que muchos otros productos y debido al cultivo en invernaderos, el melón puede encontrarse durante todo el año, aunque de calidad inferior.

 

Las variedades más comercializadas en España son:

 
FUTURO, CATEGORÍA,
PIEL DE SAPO



 
Variedades de melón con cáscara verde, a veces con manchas verde oscuro y en ocasiones reticulados. De forma alargada.

Los "futuro", primeros en llegar al mercado nacional, cultivados en España, poseen una cáscara no muy gruesa y una pulpa con mucho contenido en agua y poco consistente. Tienden a blandear debido a estas características.

Las variedades "categoría" y "piel de sapo" poseen una cáscara más gruesa y una pulpa más compacta y consistente que la variedad "futuro".

Las tres albergan en su interior, en una cavidad central, centenares de semillas de color amarillo pálido unidas por una masa gelatinosa y viscosa. De sabor muy dulce y refrescante.

En España se suelen comercializar melones de un peso entre 2 y 4 Kilos. Normalmente en cajas de 3 piezas (frutos de aproximadamente 4 kg.), cajas de 4 piezas (frutos de aproximadamente 3 kg.) y cajas de 5 piezas (frutos de 2 a 2,5 kg. ).

En nuestro país son zonas productoras Almería, Valencia, Castellón, Cuenca, Ciudad Real, Madrid. Fuera de temporada se importan con bastante éxito comercial procedentes de Brasil, Costa Rica y Sudáfrica.
 

TENDRAL
 
Llamado también "melón de invierno". De forma redondeada o ligeramente alargada, con cáscara muy gruesa y asurcada longitudinalmente hacia los extremos. Tiene una pulpa compacta pero de escaso sabor, insípida y que recuerda ligeramente a la verdura.

Los tendral son melones que destacan por su durabilidad ya que pueden conservarse por mucho tiempo (hasta 2 ó 3 meses) y por aparecer en el mercado español en los meses otoñales e invernales (noviembre, diciembre, enero).

Los más comercializados en España proceden básicamente de la zona de Elche (Alicante).
 

HONEY DEW
 
Melón de cáscara color amarillo, piel lisa y suave; forma alargada y en ocasiones redondeada. Pulpa de color amarillo pálido muy jugosa y azucarada.

Se suelen comercializar melones de esta categoría de un peso entre 2 y 3 kilos.

En España son zonas productoras Murcia, Cartagena, Valencia, Cuenca. En el mercado español aparecen melones amarillos de contraestación procedentes de Costa Rica y Brasil desde el mes de Diciembre a Marzo.
 

GALIA
 
Es una variedad de melón creada en Israel.

De forma redondeada, piel verde-amarillenta con estrias de color terroso, es sumamente aromático. Textura blanda y muy acuosa. Pulpa verdosa en la parte más cercana a la cáscara y blanquecina hacia el centro.

Es un fruto relativamente pequeño, por eso es ideal como melón individual. Su peso oscila entre un kilo y un kilo seiscientos gramos.

En España son zonas productoras Almería y Murcia. También se importan, sobre todo procedentes de Israel.
 

CHARENTAIS
 
También denominada "melón de cavaillon".

Tiene forma globosa, redondeada y achatada. Su peso oscila entre los 800 gramos y el kilo y medio. Posee una piel cerosa y lisa de color verde-grisácea y amarillenta en la madurez con rayas longitudinales que van desde la base del fruto hasta el pedúnculo.

La pulpa es de color naranja (parecida a la calabaza) muy atractiva, de textura compacta y sabor dulce, aunque no tanto como las otras variedades de melón.

En España esta variedad se produce en Almería y Murcia pero la zona productiva más importante es Francia.
 

 
 
  Para saber si un melón está maduro o no, hay que cogerlo entre las manos con firmeza. Se ha de presionar ligeramente en torno a la punta, en el lado opuesto a la mata; la superficie debe ceder un poco.

El melón maduro tiene un olor dulce y agradable. El melón una vez maduro hay que consumirlo lo antes posible, porque los melones se pasan con suma rapidez. Si lo que pretendemos es que acaben de madurar, hay que dejarlos 2 ó 3 días en un lugar fresco y ventilado, pero no en el frigorífico. Sólo 1 ó 2 horas antes de servirlo se recomienda ponerlo en la nevera, porque el melón frío resulta muy refrescante. Hay que recordar que el melón sufrirá alteraciones importantes de sabor y dulzor si se mantiene más de un día en el frigorífico, por lo que se aconseja consumirlo a temperatura ambiente o no muy frío, entre 14 y 16ºC.

 
 
  Una de las formas más habituales de consumir el melón es la de partirlo en dos, retirarle las pepitas y rociarlo con Oporto o Moscatel.

También en macedonias con bayas y otras frutas del tiempo. Se puede macerar en zumo de limón, licor de frutas, brandy, Jerez u Oporto, sirviéndose entonces como entrante. Los sorbetes, helado y cremas se preparan a partir de la pulpa triturada.

El melón tradicionalmente se tomaba de postre, pero desde hace un tiempo se ha ido introduciendo en importantes platos de entrada, como es el caso del conocido melón con jamón, las ensaladas, como acompañante del marisco o como ingrediente de sopas frías como la sopa de melón o el innovador plato de gazpacho de melón.

 
 
  El melón destaca por su contenido en pro vitamina A, vitaminas del grupo B y vitamina C. También es interesante destacar su escaso contenido en grasas.

Valor energético y nutritivo de 100 gramos de Melón:

Kilojulios 146-188   Potasio 240 mgrs
Kcalorías 35-45   Sodio 23 mgrs
Proteínas 0,8 grs   Calcio 9 mgrs
Grasas 0,1 grs   Fósforo 15 mgrs
H. de Carbono 8,5 grs   Magnesio 8 mgrs
Fibra mineral 1 grs   Hierro 0,4 mgrs

 
 
  Además de un ingrediente para nuestros platos, el melón posee multitud de efectos beneficiosos para la salud. Además de ser excelente para combatir la sed, el melón es una fuente de provitamina A, Vitamina C y carbohidratos. Es neutralizante de la acidez, laxante, diurético, alivia problemas de reuma y es ideal para el cuidado de la piel. El melón tiene pues una alta concentración de sustancias alimenticias con relación al aporte calórico (31 calorías por 100 gramos), por lo que es ideal para introducirlo en las dietas de adelgazamiento. Una de las dietas de limpieza más tradicionales es un ayuno de dos días a base exclusivamente de melón.

El único punto de débil del melón es que en ocasión puede resultar algo indigesto: al igual que la uva, el melón debe comerse idealmente solo o al menos al comienzo de una comida, debido a que fermenta muy rápido en el estomago.

En la medicina tradicional se confecciona una infusión con sus semillas empleada como remedio para problemas de riñón.

 
 
  Los melones pertenecen a la familia de las Cucurbitáceas y por ello son en realidad verduras. Tal vez esto explique el sabor característico a pepino de un melón verde.

Por sus características especiales de calidad y técnicas tradicionales utilizadas en su cultivo, son famosos los melones de Villaconejos, considerados como los melones de máxima calidad del mercado en España.

En el sur de la Comunidad de Madrid se cultivan unas 1.600 ha de las variedades autóctonas "piel de sapo" y "mochuelo".

El contenido del melón en caroteno y vitamina C está en función del color de la pulpa en las distintas variedades. Así los de pulpa anaranjada son más ricos en estas sustancias que los de pulpa blanca o amarilla pálida.

El melón es sin duda una de las frutas estrellas en cuanto suben las temperaturas debido, fundamentalmente, a sus cualidades refrescantes. Fruta veraniega por excelencia posee un alto contenido en agua el 90% de su peso, lo que le hace muy indicado para combatir los calores y reponer líquido. Los mejores son los que se encuentran en los mercados de julio a setiembre, aunque en abril llegan los primeros. Pero gracias a sus diferentes variedades y a su fácil conservación, es posible encontrarlos durante gran parte del año. Y además cada vez tienen más importancia comercial, constituyendo un capítulo importante en las exportaciones agrarias.

Hay tres trucos infalibles para elegir un buen melón:
Si el rabo del melón se resiste al retorcerlo, el melón no está maduro. Aquel tiene que romperse.
Las tajadas de melón deben estar dibujadas en la piel.
Por último, entre un melón con aspecto impecable y de piel muy lisa y un melón con piel reticular y granulosa, hay que elegir el segundo.