Fruto del Ciruelo, árbol frutal de un género de la familia de las Rosáceas (Rosaceae), de nombre científico Prunus domestica.

En las regiones templadas se cultivan una docena de especies de ciruelo, tanto por el fruto como por el valor ornamental del árbol en flor.

Se trata de un fruto ovoide o redondo normalmente de tamaño pequeño. Al existir gran cantidad de variedades su color, tamaño y sabor dependen de éstas, en la medida que cada una de ellas aportan sus respectivas peculiaridades.

Así, el color de los frutos de las variedades de esta especie va desde el amarillo y el rojo hasta el verde, si bien el azul purpúreo es el más común; están cubiertos por una capa de cera que se desprende al frotar. Común a todas las variedades es el hueso leñoso y aplastado que se encuentra en el interior del fruto. En cuanto a los sabores, nos ofrecen una amplia gama de los mismos desde las deliciosamente dulces a las casi insípidas e incluso las acidulas (ligeramente ácidas).

Los calibres más comunes de las ciruelas van desde los 35 a 55 milímetros y más.

 
 
  El ciruelo común, la especie más importante, se cultiva desde la antigüedad, y se cree que procede de las proximidades del mar Caspio.

 
 
  Son países productores Argentina, Chile, Sudáfrica, EE.UU, y en España, la zona mediterránea, Aragón, Sevilla, Lérida.

 
 
  Van madurando escalonadamente, recolectándose la mayoría de las variedades entre junio y septiembre.
Aparecen a la venta primero las variedades tempranas, que maduran en junio, y en julio empieza a verse la reina de las ciruelas, la llamada Claudia.

 
 
  Las variedades de ciruela, apropiadas para climas cálidos y fríos, son muy numerosas.
 
 
Arandana
 
Frutos de tamaño medio. El color de su piel es granate oscuro y la pulpa, aunque es carnosa, no se destaca por su excesivo dulzor.
Es tardía en cuanto a su aparición en el mercado.
 

Claudia Reina
 
Es, sin duda, la variedad más dulce y exquisita de cuantas se producen. Su tamaño es pequeño, ya que no suele superar los 35 milimetros de diámetro. Su color es verde oscuro y la pulpa verde pálido muy jugosa y refrescante.  

Golden Japan
 
Es una variedad de piel amarilla que tiende a blandear. Su pulpa es de un color amarillo blanquecino, muy jugosa y extremadamente dulce.
Suele aparecer en el mercado español a partir de la segunda quincena del mes de Junio.
 

Letitia, Larryen
 
Son frutos morados que alcanzan un gran tamaño ( 55 milímetros y más), consistentes, turgentes en cuanto a su textura, que casi permite degustarlos con cuchillo y tenedor.
Son muy apreciadas en el mercado español, pues se suelen importar de otros países y ocupan un espacio en el tiempo que no hay producción nacional.
 

Metley
 
Esta variedad es conocida comercialmente con el nombre de ciruela "fresa".
Frutos de pequeño tamaño. Piel muy fina de color morado y pulpa jugosa de color rosáceo intenso. Sabor muy dulce a fresa.
Tiene poca resistencia al manipulado, deteriorándose con facilidad.
 

Red Beauty
 
Es la variedad más temprana en aparecer en el mercado español.
Piel color vinoso de textura lustrosa, turgente y compacta. Pulpa de color amarillo, carnosa y jugosa que alberga una semilla ovalada de pequeño tamaño. Sabor bastante insípido, ligeramente acidulado.
 

Santa Rosa
 
Esta es una variedad en claro retroceso en el mercado español debido a que es muy delicada y que se estropea con facilidad.
El fruto es de color morado y la pulpa es muy jugosa y extremadamente dulce.
 

Son Gold
 
Es de piel amarilla, como la Golden Japan. Su textura es más consistente y turgente que esta, y la pulpa es más carnosa, menos jugosa y no tan dulce.
Es tardía en su aparición en el mercado español y cuenta a su favor que es una variedad que no se estropea con facilidad.
 

 
 
  Las ciruelas suelen llegar al mercado "enteras" o "verdes" pues son muy perecederas. Una vez arrancadas en madurez, éstas se deterioran rápidamente, aunque esto varía enormemente dependiendo de la variedad de ciruela. La conservación de las mismas es muy amplia en el tiempo si se procede a su desecado y muy corta si se trata de fresca.

 
 
  La ciruela tiene un alto valor comercial en el mundo, ya sea para su consumo en fresco como para la elaboración de confituras y mermeladas.

Desecadas dan lugar a las famosas ciruelas "pasas" tan consumidas en el mundo y protagonista de una floreciente industria entre las que se encuentran las factorías de secado, conservación y envasado de países como EE.UU o Australia, desde las que se exportan a todo el mundo.

 
 
  La ciruela es rica en proteínas, fribra, fósforo, calcio, hierro y potasio. Contiene otros elementos como pectinas, ácido oxálico, glucosa y sacarosa. Es destacable también su contenido en fibra y su escaso aporte en grasas.

Valor energético y nutritivo de 100 gramos de ciruelas:

Kilojulios 322   Vitaminas A,B1,B2
Kilocalorías 77 gr   Fósforo (P) 20 µgrs
Proteínas 1,2 gr   Calcio (Ca) 18 µgrs
H. de Carbono 17 gr   Hierro (Fe) 0,4 µgrs
Fibra mineral 2 gr   Potasio (K) 220 µgrs
Grasa 0,1 gr   Sodio (Na) 2 µgrs
Vitamina C 6 mgr      

 
 
  La ciruela es una fruta que debe tomarse con cierta moderación, pues el abuso de la misma puede acarrear trastornos intestinales. Observando esta mínima regla de prudencia en su consumo, los efectos positivos que contiene para el cuerpo humano van desde su poder laxante a la riqueza del fruto en azúcares e hidratos de carbono.

Tiene propiedades diuréticas y antiescorbúticas.

La corteza del árbol se utiliza para tratar enfermedades de la piel.

Las ciruelas contienen muy pocas cantidades de vitamina C y algo de vitamina E. Son, sin embargo, ricas en potasio, un mineral esencial para el buen funcionamiento de nuestras células.

Se recomienda su consumo a personas con cálculos renales, gota, retención de líquidos, hemorroides, artritis, problemas del aparato digestivo y colesterol. También es apropiada como depuradora de la sangre.

 
 
  La mermelada de ciruela se emplea como remedio contra la tos. Agrege una cucharada de mermelada de ciruela en una taza de agua caliente con limón antes de acostarse. Esto ayudará a la garganta contra la tos y la suavizará.

Actualmente se cultivan más de 300 variedades de ciruelas, diferenciadas por su aspecto, color y sabor.

En el año 2.000 la superfície total española dedicada al cultivo del ciruelo ascendía a unas 20.000 Tm. Para ese mismo año la producción total fue de 155,7 miles de Tm.